UN MONTÓN DE PINCELADAS

UN MONTÓN DE PINCELADAS

Un montó de pinceladas hacen visible paisajes que imagino. En la pintura me permito libertades donde altero la perspectiva, las líneas, las manchas, el color. La profundidad no la expreso por la manipulación que brinda la perspectiva. En un espacio bidimensional lo profundo depende de ti. Los colores al igual que los sonidos crean atmósferas que envuelven nuestra emoción. Contemplar una pintura no es solo un ejercicio visual es un instrumento para imaginar, para pensarte, para sentirte, para conocerte.

A continuación muestro trabajos que realicé a lo largo de 2017.

JCuenca.